El falso mito de la belleza venezolana

“Las muchachas de Caracas son las reinas del vestir”, rezaba aquella famosa canción que la Billo’s entonaba durante esos gloriosos años cuando la capital sonreía y vislumbraba un porvenir que, por distintas e indistintas razones (valga la paradoja), huyó precipitadamente, dejando tras de sí un puñado de cenizas que, hasta ahora, no tienen ni la más mínima intención de emerger aladas como el Ave Fénix.

Venezuela, en su amalgamado compendio de cualidades notables dignas de admiración, es erróneamente descrita como “el país de las mujeres hermosas”. Este título nos ha sido conferido tras las imponentes y afamadas participaciones criollas en concursos de belleza internacional que, desde hace sesenta años (con Susana Duijm, la famosa “Reina Pepiada”) hasta hoy, nos han dado siete coronas del Miss Universo y seis coronas del Miss Mundo.

Pero, ¿es linda la mujer venezolana promedio? La respuesta es “no”. Es innegable, naturalmente, que la nación, a raíz de su enturbiada historia colonialista y no colonialista de mestizaje, ofrece una amplitud extensa y dilatada de morfologías en donde se puede hallar rostros verdaderamente atractivos. Sin embargo, esta mezcolanza suele, a veces, ser confundida con belleza. Es preciso ser lo suficientemente maduros para tener en cuenta que ni la variedad ni los concursos pueden ser tomados como medidores a la hora de evaluar los cánones en cuestión.

Tanto en el libro/ensayo “Mejorando la raza” de Humberto Jaimes Quero, como en el libro/entrevista “Habla el general” de Agustín Blanco Muñoz; existe una premisa que, a manera de coincidencia, establece una conclusión inexorable: Los triunfos (De misses) de Venezuela en el exterior han sido producto de “experimentos” (por llamarlo de alguna manera) que resultaron exitosos. Susana Duijm tenía más raíces judías que venezolanas, por citar un ejemplo. Hoy en día, y desde hace ya bastantes años, es irresponsable argüir que la belleza de un país es definitoria luego de que todas las candidatas son sometidas a innumerables cirugías cuyo único objetivo es mutilar, mediante el bisturí, rasgos notorios de venezolanidad.

Otra de las grandes falacias, escuchadas frecuentemente a lo largo del territorio, es el mito del “sabor caribeño”. Mediante este razonamiento de que la piel tostada y los senos y glúteos abultados son sinónimos de efervescencia y sensualidad frente a las “blanquitas insípidas y planas”, el venezolano ha erigido, dolorosamente, muchos de sus estereotipos; los cuales demuestran, simplemente, profundas heridas sociológicas que siguen siendo factores de peso para que el país siga sumergido en la fosa del complejo y del tercer mundo.

“Venezuela es un país de mal gusto, y educar el gusto es fundamental para el avance de una sociedad”. Estas palabras, más vigentes que nunca, fueron escritas por el respetadísimo escritor Juan Vicente González hace más de 150 años. La mujer venezolana (siempre tomando en cuenta las excepciones) es de gusto poco educado, de lenguaje soez, de pretensiones erróneas y de escasa bondad. Sumado a esto, tiene la falsa creencia de que desborda hermosura y esplendor por doquier.

Es preciso reflexionar, aprender a valorar más los libros que el silicón. De esta manera (y sólo de esta manera) el gusto podrá ir sofisticándose, sacándonos del falso mito de la “belleza venezolana y deseando que Billo’s pudiese cantar “Las muchachas caraqueñas son las reinas del pensar”.

 

T.M.

Anuncios

38 comentarios en “El falso mito de la belleza venezolana

  1. Creo que los dos criterios están errados, considero que el problema de hecho esta en la necesidad de imponer un tipo, prototipo y estereotipo de mujer y en general de genero, tipificar con “las mujeres venezolanas son” o “los hombres venezolanos son” siempre va a estar mal por aquello de la individualidad y la personalidad, por otro lado me parece algo confuso como alguien con tal capacidad de redaccion es capaz de tomarse este tipo de libertades creyendo que desmonta una vision a su entendimiento falsa imponiendo otra quizas aun peor, me parecio algo asi como “la mujer venezolana no es bella pero si bruta, cambiemos el falso estandar de belleza elenica por otro ingorancia e inferioridad”, seria interesante saber como plantea el autor educar a la mujer venezolana para llevarla ser “reinas del pensar” solo puedo lamentar el hecho de que esta persona se haya desarrollado en un entorno social en el que no llego a conocer mujeres hermosas e inteligentes y ademas de todo venezolanas de nacimiento y herencia, por mi parte he tenido la oportunidad de crecer y conocer muchisimas reinas del pensar y del vestir de corazon espero que esta persona tenga el gusto de experimentar ese gran privilegio y educarse un poco mejor en cuanto a la femineidad venezolana… pero esa es solo mi opinion

    Le gusta a 1 persona

  2. Los estereotipos y generalizaciones son peligrosas. Generan miedo y odio a ciertos grupos sociales… Y éste artículo es prueba de ello. Puede que tengas razón en algunos aspectos pero tu argumento pasa de real a inválido muy rápidamente porque ciertamente las variantes y personalidades de cada quien son únicas con solamente ciertos matices similares… A todo esto, es sensato que analices bien tu postura, porque no solamente estás quedando como un ser frustrado, sino también como misógino…. Es como si yo llegara, con una postura errante de solo haber conocido a unas cuantas hermanas mexicanas y decir que “con bases, todas las mexicanas tienen bigotes y son ordinarias”, cosa que sé que para algunos pueda resultar cierto pero una gran mayoría me dará ejemplos sin agotarse, de que en México, al igual que cualquier otra nación hay mujeres hermosas.

    Me gusta

    1. Quedar como misógino es lo último a lo que aspiraría. De hecho, me duele profundamente que en mi país exista aún un machismo tan exacerbado (impulsado por la televisión, por el lenguaje de calle, por cierta política, etc.). Trato de dejar abierta la puerta a la excepción, al concepto individualista. Pero creo, en general, que el mito de Venezuela como el país de las mujeres lindas es una tontería. Gracias por leer el artículo y por tu comentario. 🙂

      Me gusta

  3. El artículo parte de un argumento falaz: los éxitos en los concursos construyeron el mito. Cuando era chamo, yo recuerdo otra cosa: aquí nos quejábamos de los continuos fracasos [con la citada excepción de Susana Duijm, así como las de Mariela Pérez Branger, Peggy Kopp y María Antonieta Cámpoli, entre otras destacadas finalistas] traducidos en escasas figuraciones en dichos eventos, mientras nos encontrábamos con tantas mujeres hermosas en cualquier esquina de este país. Así era la realidad antes de los “experimentos” liderados por Osmel Sousa, cuya eficiencia comercial [iniciada con Maritza Sayalero en 1979] nadie pone en duda pero de la que no cabe esperar la única explicación del “mito”. Que las misses vivan en su mundo de cirugías y sigan ganando concursos; el “mito” me lo vacilo en la calle, todos los días.

    Me gusta

    1. Traté de tomar una visión más integral de la belleza (más allá de la estética, de la cual, mantengo, que carecemos, en general) Sin embargo, el cuento de la “belleza venezolana” nace de la perspectiva básica y de “concurso”, lo lógico es intentar desmembrarla desde allí, ¿no crees? Gracias por leer el artículo y por tu comentario. 🙂

      Me gusta

  4. Estgoy convencido, que dondequiera hay mujeres bellas, pero las venezolanas suelen destacar, por su elegancia, por su desvoltura y por su expontaneidad. H e estado en otros paises, tanto uropeos, como americanos y pude darme cuenta que la mujer venezolana descueya por su manera de ser y por su capacidad de adaptación.

    Me gusta

  5. Este artículo me deja un saborcito racista, pero en algo tiene razón: nuestra gente es de “gusto poco educado, de lenguaje soez, de pretensiones erróneas y de escasa bondad”, a lo que yo añadiría una soberbia que es repelente cuando no francamente repugnante.
    La belleza va mucho más allá de unos rasgos físicos. Cualquier mujer digamos promedio, que esté en su peso correcto, decentemente vestida, maquillada y montada en unos tacones se puede ver como una princesa… si tiene la actitud correcta.
    No hablo de los hombres porque de verdad no se cuáles son los rasgos que podrían resultar atractivos. Mi esposa que viene de una cultura muy lejana y para nada relacionada con la nuestra insiste en que los hombres venezolanos viven engañados porque (en su opinion) son físicamente mucho más atractivos que las mujeres, quizá tenga razón, ya que el arquetípico hombre alto, moreno y delgado no es difícil de encontrar en el metro, o en cualquier calle… en cambio una chica 90-60-90 sí que es un verdadero hallazgo, particularmente en las zonas populares.
    En cualquier caso, tanto ella como yo coincidimos en una cosa: la actitud arruina todo. La belleza realmente va mucho más allá de lo puramente físico. La limpieza, la decencia, la cortesía, el respeto por sí mismos y por los demás y en fin, la dignidad, son lo que hace realmente atractivo/a a cualquier persona y acá tenemos un grave déficit de eso.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tu opinión, has dado en el clavo (con lo de la actitud, no con lo de racista). Gracias por leer el artículo y por tu comentario. 🙂

      Me gusta

  6. Hola Tomas, en mi opinion particular tanta retórica dificulta la lectura para todo publico. “El falso mito” = redundancia o es falso o es mito. El mito está vigente. En fin, entiendo su punto y muy bien que recopiló fuentes espero que la gente no se ladille de leerlo y pueda terminar todo el articulo. Saludos

    Le gusta a 1 persona

  7. El articulo esta muy bien elaborado. Las reinas venezolanas eran fabricadas, no nacidas bellas, se invertían grandes cantidades de dinero en cirujias que distaban mucho de lo que era la candidata original. Mi sobrina fue candidata por el estado de Merida y todo lo que le hicieron para que pudiera concursar era grotesco.

    Me gusta

  8. Respeto la opinión del autor, mas de sus palabras no suscribo ni una. He tenido el privilegio, -como otros tantos millones de venezolanos- de poder observar mujeres de diferentes países, mujeres “de a pie” de todos los continentes, y he podido comprobar que, tenga o no tenga raíces de otras razas, o tenga o no tenga el “sabor caribeño”, en promedio, la belleza de la mujer venezolana no es un mito, es realidad.

    Me gusta

  9. Sobre la cuestión de belleza, existen mujeres de rasgos muy variados, resultado de la historia que conocemos tal cuál como lo has descrito, es cierto. Pero generalizar sobre “como es” la mujer venezolana menos “una excepción”? Allí “measte fuera de pote” (frase venezolana)
    Es y ha sido el mismo hombre venezolano quién ha presumido de su mujer “rellenita”. Y no existe nada malo en que la misma mujer se sienta bien con su cuerpo y le guste! En eso si que no te apoyo la crítica. Así como en muchos otros países al salir a la calle te encontrarás con personas de contextura física variada sucede acá.
    Fuera de los estándares de los concursos de belleza, te recuerdo que acá les llaman “plásticas” a las mujeres alteradas quirúrgicamente y lo siguen haciendo. ¿Dónde vives?
    ¿Mal gusto? No lo creo. A Venezuela le falta avance en muchas cosas y existen muchos factores externos a la cuestión de la “belleza” (que me parece una mala excusa para criticar) porque la única “excepción” que puedes mencionar, es a la de la mujer artificial.
    Orgullosa de ser venezolana, y no por ello soy presumida. Cada persona es un mundo distinto. Y aseguro que nunca te has sentado a escuchar lo que puede decirte y contarte una mujer “de gusto poco educado, de lenguaje soez, de pretensiones erróneas y de escasa bondad”.

    Me gusta

    1. Creo que no has dado en el meollo del asunto. No es algo de ser “rellenita” o no. Es más una cuestión de actitud. Aquí existe el “término” de la plasticidad, pero cada vez ves más mujeres que, si no llevan ya implantes terribles, sueñan con hacérselos. La cultura machista y bananera de aquí ha ligado mucho la belleza a la voluptuosidad, ese me parece una perspectiva enferma y tercermundista; ésa es, precisamente, el que quisiera enterrar para siempre. Estar orgullosa de ser venezolana no es ser presumida, yo también estoy orgulloso y amo a mi país. Por eso me duele la superficialidad de la belleza que aquí ha impuesto la televisión basura y mucho del día a día. Gracias por leer el artículo y por tu comentario. 🙂

      Me gusta

  10. América latina vive de los mitos, de las premisas sociales preestablecidas que no son más que arquetipos decadentes, dentro de este contexto se erige el simbolismo “missológico”; es igual a decir que nuestro país es el mejor del mundo porque tienen El Salto Ángel o Los Tepuyes y Los Médanos; lo que todo esto esconde, como bien lo refleja el texto, es “una profunda herida sociológica” hum… debemos saber que para ocultar las heridas se erigen muros, mecanismos de defensas; el venezolanos y el latinoamericano en sí, está minado de mecanismo de defensa y se nutre de estas cuestiones para demostrarse a sí mismo su propia valía; todo es efímero claro, todo es….pura paja

    Me gusta

  11. Estoy de acuerdo con tu visión. felicitaciones y fortalezco tu argumento con dos hechos. 1. Cuantas mujeres reinas de belleza ves en le Metro. así si sería un país de mujeres bellas generalizado y 2. Cuantas “supermujeres” bellas están en Hollywood?!! (Comparen alguna Miss venezolana con Salma Hayek HMMM) ahí está presente lo que se puede decir belleza integral: belleza física, mental y espiritual, talento esfuerzo y dedicación, mas allá de la edad!!. Solo hay que ver lo que hacen todas la Misses luego de sus triunfos: telenovelas, animación o una que otra algo menos trivial !!

    Me gusta

  12. “La mujer venezolana (siempre tomando en cuenta las excepciones) es de gusto poco educado, de lenguaje soez, de pretensiones erróneas y de escasa bondad. Sumado a esto, tiene la falsa creencia de que desborda hermosura y esplendor por doquier”

    Entiendo tu punto, pero creo q me parece también una exageración, esto así como pasa aquí pasa en otros países, es como vi en otro comentario en el hablan de “las mujeres bigotonas de Mexico” , lo decir q las mujeres venezolanas son bellas es como reer q en Brasil todas las mujeres son como las supermodelos brasileñas.

    Lo q ha pasado con el MV, es q al ser los dueños una org q también es dueña de una canal (de los mas vistos ha medida q crecimos) es q nos vendían la idea de la q la mujer común venezolana es la mas bella, y si bien muchas de las misses pasan por procesos de cirugías cosméticas, hay otras q no, muchas de ellas son niñas huecas o mimadas buscando fama, otras chicas lo ven como una plataforma para conseguir un trabajo mejor (por lo general en un medio artístico o de la farándula), pero por que existan chicas así no quiere decir que todas sean de esa forma, te doy ejemplo a la ultima MU de nuestro país Gabriela Isler, una chica muy inteligente y embajadora de la ONU, y no por tener ascendencia Suiza la hace menos venezolana o por ser miss es una chica frívola y vacía. O la ultima MW, Ivia Sarcos, una chica que mas común no pudo haber sido, trabaja en una zapatería atendiendo y se crió en un orfanato por que sus padres fallecieron cuando ella era pequeña y aun así gracias a ganar el MV y luego el MW, tiene mejores ofertas de trabajo q estar en una zapateria de vendedora.

    Volviendo a lo anterior si bien cuando se ve un vídeo de “bachaqueras peleando en la cola” tu concepto de la mujer venezolana se ajusta a la perfección, pero no creo q solo ciertas excepciones apliquen, ya q no creo en las generalizaciones y menos de los modelos negativos, es como si dijera que todos los venezolanos son deshonestos y corruptos.

    Lo que no logro comprender es tu definición de belleza, xq si bien no todas las mujeres lucen como super modelos también se ven chicas lindas y obvio otras q no, unas cordiales y otras no, como en todas partes.

    Le gusta a 1 persona

  13. Las venezolanas son bellas por que en la diversidad esta la verdadera belleza.

    Las delegadas venezolanas son exitosas en los concursos por la preparación y los múltiples filtros que se realizan para llegar hasta allá. Para ser Miss Venezuela tienes que haber pasado desde el miss bananita tocuyera a los 5 años, pasando un centenar de concursos y filtros mas, hasta el miss estado “tal” y luego el MV, por lo cual decir que las mujeres venezolanas son bellas por la cantidad de coronas es una generalización muy poco acertada, debido a que las misses o las que tienen potencial físico para serlo, no representan ni el 10% de la población, en eso tienes razón.

    Por otro lado, la belleza es subjetiva y esta realidad simplemente desmonta toda esa redacción que realizaste. Me pareció percibir una visión muy estereotipada por parte tuya, que cae en una generalización un poco absurda y pudiste evitarlo con técnicas de matizacion. En cuanto a tu técnica argumentativa, deberías mejorarla, entré al post con una alta esperanza de encontrar algo que me dejara pensando y no fue así, es muy facil serte la antítesis con una técnica tan revocable.

    Cabe destacar que pienso igual que tu. Que quería, en este post, recibir los argumentos que me respaldaran a pensar que las mujeres venezolanas no tienen tanto de especial como se les dice y no fue así, no lo lograste.

    Si de verdad quieres desmontar un mito tan marcado como este, tienes que esforzarte un poco mas que solo colocar lo que piensas, sin embargo, con esa redacción se te va a hacer facil si lo trabajas un poco mas, ¡SI ES POSIBLE! tienes que replantear tus argumentos, asociarlos con otros y veras como vas a llegar a mas gente.

    Además aplaudo tu nivel de síntesis.

    Me gusta

  14. Buenooo sin palabras no tan sofisticadas y sin hacer un testamento opino que este tipo no es venezolano… O si lo es lo crió una cavernícola!! Nosotras las mujeres venezolanas somos bellas, sin cirugía y buen pensar…basta con sentarse en plaza Venezuela y ver. . o ver como nos la ingenianos para vivir en esta época tan ruda. . eso es inteligencia

    Me gusta

  15. Ciertamente, las mujeres van a los certámenes muy operadas. Ahora, mi pregunta es la siguiente ¿Qué es la belleza? Sin duda creo que la belleza adquiere un significado muy personal en cada quien. Lo mismo aplica para el comentario de “los buenos gustos”, seguro el señor Juan Vicente González tuvo sus referencias propias sobre lo que es buen gusto y lo que no, pero apuesto a que habrá tenido una corbata que a él le pareciera hermosa y a mí francamente horrible. Tanto la belleza como el buen gusto dependen de la cultura y las referencias personales. Por lo tanto, tras mi reflexión personal aquí escrita, también creo que cada uno toma como referencia o medidor lo que considere pertinente para medir belleza (esto en atención al comentario sobre que “hay que ser suficientemente maduros” para no considerar variedad o concursos). La percepción de belleza o fealdad siempre será subjetiva, siempre dependerá de mapas personales, y tomar la lectura de libros como símbolo de belleza o buen gusto también es un canon relativo, conozco damas de campo que sin saber leer, me transmiten belleza del alma.
    Ahora, es curioso cómo viajando al extranjero uno atrae más miradas que incluso en Venezuela.
    A mí me parece el hombre venezolano muy exigente y cruel con sus mujeres, nada le sacia.
    Soy venezolana y escribí esto…espero no sonar inculta solo por mi nacionalidad.
    Eliana Brito.

    Me gusta

    1. Hola, Eliana. Todas las opiniones son bienvenidas. Ciertamente, todos los puntos de vista están ubicados dentro de un intervalo. Va más allá de sólo la cultura, orienta también mi opinión hacia el ser noble (según Platón, el pináculo del mundo de las ideas). No sé si has dado con lo que he querido decir. Juana de Arco era iletrada y ha sido una de los seres integralmente más hermosos que ha existido (aunque murió carbonizada por fuerzas políticas (la política no aprecia ese tipo de cosas). Y, en relación a tu pequeño epílogo, me parece innecesario. Por eso me cuidé de dejar abierta la puerta a los casos que escapan del gran grueso. No dudo que seas una mujer culta, como lo es Elisa Lerner, como lo fue Teresa de la Parra, como lo es Inés Quintero. Sólo quiero desmitificar un dogma que, para mí, es una pretensión fútil. Gracias por leer el artículo, y por tu comentario 🙂

      Me gusta

  16. ¡Qué linda polémica desatan los artículos cuando las creencias arraigadas son soscavadas! El venezolano destaca por ser políticamente correcto y por eso vive una mentira, cuando alguien lo trae al terreno del juego la mayoría le caerá a batazos, obviamente porque le está mellando en sus bases y lastimosamente sus bases están llenas de artificialidad. No es casualidad que la actitud general de los venezolanos sea el de andar esperando “a que le quiten la pajita del hombro” para atacar y es porque sus bases no son firmes y se tambalean como el falso caminar de las mises.

    Como ciudadana del mundo, desearía que los venezolanos dejaran de decir: “la mujer venezolana destaca por su elegancia y belleza” y empezaran a decir: “la mujer venezolana destaca por su inteligencia y pensamiento crítico”… Yo soy esa venezolana, la del último ejemplo. Aunque cada vez me siento más como una persona sin gentilicio.

    Gracias por no ser políticamente incorrecto y por aprender a elegir tus batallas en los comentarios.

    Me gusta

    1. Gracias a ti por leer el artículo y por tu opinión. Creo que esa sacralización de todo lo que es patrio es lo que genera en sofismas que, cuando son cuestionados, generan una ola de ceguera que impide vernos objetivamente.

      Me gusta

  17. Yo Creo que el autor lo que quiso decir es que las Venezolanas no son tal cual como las venden en los concursos de bellezas; Como fenomeno social estoy de acuerdo con el autor…..lo que si puedo decir que Venezuela si tiene mujeres bonitas y mucho mas de las que vemos en los concursos de bellezas, Venezuela como cualquier otro pais del mundo tiene mujeres de todos los tipos y para mi no hay mujer fea lo que si hay son mujeres mal arregladas y las venezolanas en eso dejan mucho que desear, en fin que viva la mujer venezolana en todas sus expresiones y en todas sus colores y tamanos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s