El comunismo y lo “cool”

El comunismo es el muchacho más guapo de la escuela, el bohemio, el desarreglado, el esbelto, el despreocupado, el poeta, el que se sabe las mejores historias, el que fuma un cigarro y, con los pantalones rotos a la altura de las rodillas, habla, con ojos brillosos, de la epopeya posible para un mundo mejor en el que los titanes sucumban y los débiles se enraícen.

Pero el comunismo, cuando nadie lo ve, hace pataletas a sus padres para obtener dinero suficiente que pueda darle cabida en el mundo de muchachas románticas que buscan una identidad. El comunismo se contradice, el comunismo no sabe a dónde va, sólo recorre caminos alimentándose de una utopía que hace suspirar.

1.- El mundo complejo de hoy, hiperdiversificado, ya no debería acoplar teorías ideológicas puristas. Las personas que, en la posmodernidad, se hacen llamar “izquierdistas” o “derechistas”, términos nacidos prácticamente tras la Revolución Francesa, se mienten a sí mismos y mienten a los demás.

2.- El Che Guevara, ícono (de ventas) del marxismo “práctico”, reiteró, en su famoso discurso a las juventudes comunistas, que la palabra que más debería identificar al seguidor de su proyecto es la “vanguardia”. El comunismo, a pesar de tener “reformistas” como Dieterich, aún está anquilosado en ideas decimonónicas de su origen basado en el hambre de la Revolución Industrial, no aplica hoy.

3.- El comunismo, bajo el punto de vista filosófico, es terrible. Secuestra la idea aristotélica del hombre como único ser completo e individual (ser, sentido y pensamiento), anula la complejidad humana que alababa Descartes y la lucha contra el término masificado del hombre que defendía Kierkegaard (y no me salgan con que estos autores también son antiguos, no sean sapos)

No debe confundirse el ser “socialista” o “comunista” con ser buenos o malos, es un determinismo erróneo y lamentable, es la idea sencilla, novelera y “Disney” de que el pobre siempre es bondadoso y el rico siempre es egoísta.

Las generalidades sociológicas son sofismas que deben ser extirpados. El estudio cenital es incorrecto (soy más de Hegel que de Weber).

No sé qué más decir.

Que viva el Rock and Roll.

T.M.

Anuncios

Un comentario en “El comunismo y lo “cool”

  1. el rock es el caballo de troya tanto de comunistas como de capitalistas, rivalidad mentirosa y fantasiosa por demás! no se comprende como aún hoy haya gente que tenga fe en estas cosas… Vivo Dios, el hombre y la patria! saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s