Continuidad de los secuestros

El cuerpo era enteco, frágil, encorvado; daba la sensación de ser una galleta a punto de partirse. La palidez monocroma sólo era contrastada por las ojeras moradas sobre las que reposaban unos ojos esquivos y ariscos. El cabello, largo y desarrapado, era de un castaño seco y sin brillo. Patricia reposaba todo el día bajo una manta que le daba cierta imponencia de rey caído, de tirano solitario. No traspasaba, desde hacía meses, las fronteras del apartamento en el que vivía con sus padres.

Las medicaciones no habían surtido efecto, lo que ocurría en aquel extraño mundo era más complejo que cualquier solución química. Los psicólogos se rendían con un suspiro de frustración profesional que aniquilaba cualquier promesa esperanzadora. Los platos que le acercaban, en la mayoría de las ocasiones, se iban tan enteros como cuando llegaban. Los amigos y compañeros dejaron de visitarla, su nombre fue borrado de la lista universitaria. Toda la candidez e inquietud que tuvo alguna vez, hoy no eran más que un recuerdo al que se aferraban, nostálgicos, los de alrededor.

El shock aún estaba vigente desde el momento de la liberación. Los traumatismos y las marcas que presentó cuando fue devuelta a su familia, indicaban un infierno que jamás se atrevió a relatar. Fueron diecisiete días de cautiverio, de incomunicación, de terror. Casi todo objeto casero era capaz de hacerla temblar hasta el colapso. Todo tuvo que ser retirado, sustituido rápidamente.

Las conversaciones casuales con ciertos conocidos, le brindaban una sensación de tranquilidad durante unos minutos. Las fiestas domésticas en las que se resguardaba, sin atreverse a poner un pie fuera del sofá, eran terapias efectivas. A pesar de no existir un progreso palpable, se notaba cierta estabilidad. El inframundo era ajeno durante unos instantes. La vida parecía, cuan menos, tolerable.

 

T.M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s