La emigración explicada por Tomás, Johanna y Corinto. (1era Parte)

Tomás: Emigrar.

Johanna: Obviamente, todos sabemos lo que es emigrar.

Corinto: ¡Duh!

Tomás: Emigrar es irte de tu país.

Johanna: Pero no irte tipo.

Corinto: Bueno, chao a todos, me voy a la playa. Nos vemos en una semana.

Tomás: No.

Johanna: Emigrar es irte definitivamente de tu país.

Corinto: Hay emigrantes que tienen la fortuna de contar con gente que los espera en el lugar de destino.

Tomás: Familiares.

Johanna: Amigos.

Corinto: La policía.

Tomás: Pero hay gente que se va sola

Johanna: Teniendo que empezar desde cero.

Corinto: Literalmente.

Tomás: Desde cero.

Johanna: Tiene que buscar nuevos estudios.

Corinto: Un nuevo trabajo.

Tomás: Nuevos amigos.

Johanna: Recurrir a una nueva vida.

Corinto: Pero no recurrir tipo.

Tomás: ¡Rayos, qué mala suerte!

Johanna: Mario Bros se ha caído de la plataforma.

Corinto: ¡Pero no importa!

Tomás: Tengo 27 nuevas vidas a las que recurrir.

Johanna: ¡Qué bien!

Corinto: No.

Tomás: Esto es la realidad.

Johanna: Y hay que iniciar una nueva vida.

Corinto: Toda la odisea del emigrante comienza el día en el que decides irte de tu país.

Tomás: “Hoy amanecí como con ganas de irme de mi país”.

Johanna: Lo primero que debes hacer.

Corinto: Es concertar una cita.

Tomás: Pero no una cita tipo.

Johanna: “Hola, Cristina, ¿quieres tener una cita conmigo?

Corinto: No.

Tomás: Es una cita burocrática.

Johanna: En la que, luego de implorar.

Corinto: E implorar.

Tomás: E implorar.

Johanna: Para que te den la cita.

Corinto: Deberás enfrentarte a un sinfín de papeleos.

Tomás: Y trabas.

Johanna: Y papeleos.

Corinto: Y funcionarios pedantes.

Tomás: Y papeleos.

Johanna: Y trabas.

Corinto: Y respuestas tipo.

Tomás: Lo siento, señor, le falta un comprobante.

Johanna: Le falta una copia.

Corinto: Le falta la partida de nacimiento original de su tatarabuela; original, sellada y cotejada por Simón Bolívar.

Tomás: Y todo eso mientras ruegas.

Johanna: Que no te den la peor de las respuestas.

Corinto: La más desesperante.

Tomás: La más frustrante.

Johanna: La más vil.

Corinto: Señor, se cayó el sistema.

Tomás: Aunque, en realidad, “Se cayó el sistema” es un eufemismo para decir.

Johanna: Somos unos malditos vagos y no nos gusta trabajar.

Corinto: La reacción de la gente frente a tu emigración, suele variar.

Tomás: Hay quienes te apoyan.

Johanna: Quienes aplauden tu decisión.

Corinto: Y la secundan.

Tomás: Pero hay quienes no se hallan muy a gusto.

Johanna: Éstos se dividen en dos.

Corinto: Los tranquilos.

Tomás: Y los radicales.

Johanna: Los tranquilos te argumentarán algo tipo.

Corinto: Pero, ¿por qué te quieres ir del país?

Tomás: Si éste es el mejor país del mundo.

Johanna: No importa que tengamos inflación.

Corinto: Inseguridad.

Tomás: Déficit.

Johanna: Corrupción

Corinto: Saqueos.

Tomás: Odio.

Johanna: Dictadura.

Corinto: Debes quedarte aquí y luchar

Tomás: Los radicales, en cambio, te espetarán algo tipo.

Johanna: No puedo creerlo.

Corinto: ¡Te vas del país!

Tomás: Eres un apátrida.

Johanna: Un cobarde

Corinto: Un traidor.

Tomás: Un maldito.

Johanna: ¡Mátenlo!

Corinto: ¡Quémenlo!

 

Guion: T.M.

Fotografía: T.M.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s