Se cuenta

Se cuenta
que la señora Gutiérrez ya tiene noventa.
Se cuenta
que se ha vuelto lenta
y que no puede caminar por más que lo intenta.
Se cuenta
que está macilenta
y que cada día brotan úlceras en su cuerpo que se avejenta.
Se cuenta,
se comenta,
que ya no reconoce a quien se le presenta.
Se cuenta
que, durante todo el día, se sienta
en la sala de su casa agrietada y polvorienta.
Se cuenta
que el tiempo se le asienta
y que el “tic tac” del segundero es un sonido que le atormenta.
Se cuenta
que está peor de lo que aparenta,
que el miedo la enfría y la fiebre la calienta.
Se cuenta
que el final le tienta
y que es un infierno en vida lo que ahora experimenta.
Se cuenta
que su familia se impacienta,
pero que pronto estará contenta
repartiéndose el dinero que la señora
 tiene en su cuenta.

T.M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s