Canción de los dirigentes del PSUV

¡Qué estúpido es el pueblo!

¡Qué ingenuo!

¡Qué crédulo!

Otorgando fe ciega a todos nuestros inventos

y a todos nuestros proyectos.

Sosteniendo el peso

de nuestros puestos.

Creyendo que nos importa su padecimiento.

Ellos, allá, luchando por alimento;

nosotros, acá, despilfarrando el dinero.

 

Qué fortuna es ser nuevo rico,

¿qué importa que la plata nazca de robos y timos?

Pide cualquier exigencia, no escatimes en caprichos,

atrás quedó la época de ir a pie, de estar limpios.

¿No es así, señor ministro?,

¡vamos a divertirnos!.

Viaja en yate, regala vehículos,

obséquiale a tus amigos

incrustaciones de zafiro.

Come donde quieras, engorda cincuenta kilos.

Viaja en tu avión privado a miles de destinos.

Embriágate con coñac y con los vinos más finos.

 

Lo quiero todo,

lo quiero pronto,

no importa el costo.

Quiero ropa confeccionada por diseñadores famosos,

quiero prendedores de oro,

quiero una mansión con treinta mayordomos,

quiero una chequera que cubra cualquier monto,

quiero una silla gigante detrás de mi escritorio,

quiero ser amo y señor de todos los monopolios,

quiero ser sibarita de habanos y de oportos.

 

T.M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s