Balada del dinosaurio

El tiempo es una espiral que, sin piedad, nos atropella.

De nuestro paso por la tierra, sólo quedarán huellas.

De nuestros cuerpos quedarán piezas

que los arqueólogos armarán, como a un rompecabezas.

Se acabará la fiesta, se extinguirá el jubileo,

seremos exhibiciones en distintos museos.

No valdrá nada el ahorita.

Nuestros caminares se transformarán en icnitas.

Los carnívoros más aguerridos y los herbívoros más dóciles

reposarán entre la misma piedra, convertidos en fósiles.

Pasarán los milenios, cambiará la era,

el paso de las cosas está apurado y no espera.

Investigarán nuestra dieta, nuestros gestos,

basados en los restos de los restos de nuestros restos.

Por eso ven, y cúbreme de besos,

que, mañana, seremos sólo huesos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s