Salir (por fin) de este mundo

Ven, quiero decirte algo.
Necesito que te acerques.
La respiración me falla
y no me baja la fiebre.

No creo en la vida eterna
que la iglesia nos promete.
Me aterra la sola idea
de trascender para siempre.

Puedes bien llamarme atea,
o pesimista si quieres,
pero me gusta pensar
que no hay nada tras la muerte.

Entre quienes conocí
(y hablo de un montón de gente),
tú fuiste el que hizo mi vida
un poquito más alegre.

Yo no quiero funerales,
yo no quiero que me recen.
Yo quiero habitar contigo
cada vez que me recuerdes.

Te contaré del lugar
de donde ninguno vuelve,
donde van al mismo foso
los mendigos y los reyes.

Salir (por fin) de este mundo
en realidad no me duele.
Lo único que me aterra
es jamás volver a verte.

T.M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s